Mantenimiento

Acción en vez de reacción

El mantenimiento preventivo periódico evita sorpresas desagradables y costosas. Debido a los esfuerzos diarios a los que están sometidas las transpaletas o carretillas apiladoras, sus componentes tarde o temprano acabarán por desgastarse. La misión del mantenimiento periódico es detectar a tiempo y minimizar dicho desgaste para evitar costes más adelante.

Gracias a los intervalos de mantenimiento periódicos, adaptados a cada aplicación y a cada carretilla, este servicio garantiza la eficacia, el rendimiento y la disponibilidad de sus carretillas a largo plazo. Asimismo, se reducen costes y riesgos innecesarios.

Contacte con nosotros